Control mental por teléfono celular

Scientific American
Traducción por Peche para Señales de los Tiempos
07/05/08          have-you-seen-these-tower-3-fotos

Hospitales y aviones prohíben el uso de teléfonos móviles debido a que sus transmisiones electromagnéticas pueden interferir con los sensibles dispositivos eléctricos. ¿Podría el cerebro también caer en esta categoría? Por supuesto, todos nuestros pensamientos, sensaciones y acciones surgen de la bioelectricidad generada por las neuronas y que es transmitida a través de complejos circuitos neuronales dentro de nuestro cráneo. Las señales eléctricas entre neuronas generan campos eléctricos que irradian ondas eléctricas fuera del tejido cerebral y que pueden ser leídos por electrodos en contacto con el cuero cabelludo de una persona. Las mediciones de tales ondas cerebrales en los electroencefalogramas (EEG’s) proveen un poderoso acercamiento al funcionamiento del cerebro y una valiosa herramienta de diagnóstico para los médicos. Ciertamente, las ondas cerebrales son tan importantes en el funcionamiento de la mente, que se han transformado en la última definición legal que divide a la vida de la muerte.        cerebro-stimulacion-elf-emf-rnm


Las ondas cerebrales varían con la estimulación y actividad mental conciente e inconciente de una persona saludable. Pero los científicos pueden hacer más con las ondas cerebrales que solo escuchar al cerebro trabajar y pueden controlar selectivamente la función del cerebro a través de la estimulación magnética transcraneana (TMS). Esta técnica utiliza poderosos pulsos de radiación electromagnética enfocados hacia el cerebro de la persona para forzar o excitar determinados circuitos cerebrales.       mind-control-orwell-777x437

Aunque un teléfono celular es mucho menos poderoso que la TMS, la cuestión se mantiene en pie: ¿Pueden las señales eléctricas provenientes de un teléfono celular afectar ciertas ondas cerebrales que operan en resonancia con las frecuencias de transmisión de los teléfonos celulares? Después de todo, la corteza cerebral de quien realiza el llamado está a solo centímetros de la transmisión de radiación de la antena del teléfono. Dos estudios proveen algunos datos reveladores.

El primero, conducido por Rodney Croft, del Instituto de Ciencia Cerebral, Universidad Tecnológica Swinburne en Melbourne, Australia, investigó si las transmisiones de teléfonos celulares podían alterar las ondas cerebrales de una persona. Los investigadores monitorearon las ondas cerebrales de 120 hombres y mujeres saludables mientras un teléfono celular Nokia 6110, uno de los más populares en el mundo, era atado a sus cabezas. Una computadora controlaba las transmisiones del teléfono dentro del diseño experimental ‘doble-ciego’, lo que significa que ni el sujeto de la prueba ni los investigadores sabían si el teléfono celular estaba transmitiendo o si estaba inactivo mientras se recolectaba la información del EEG. Los datos mostraron que cuando el teléfono celular estaba transmitiendo, la energía del patrón característico del cerebro de la persona, llamada ondas alfa, aumentaban significativamente. El aumento de la actividad de las ondas alfa era mayor en el tejido cerebral justo debajo del teléfono celular, reforzando el caso de que el teléfono era responsable del efecto observado.        planeta-satelite-y-2-personas-y-microondas

Ondas Alfa del cerebro

Las ondas alfa fluctúan en un rango de ocho a doce ciclos por segundo (Hertz). Estas ondas cerebrales reflejan el estado de actividad y atención de una persona. Las ondas alfa generalmente son valoradas como indicador de un reducido esfuerzo mental, “holgazanería cortical” o un deambular de la mente. Pero esta visión convencional es quizás una sobre simplificación. Croft, por ejemplo, argumenta que las ondas alfa regulan verdaderamente el paso de atención entre los ingresos de información externos e internos. Las ondas alfa incrementan su energía cuando una persona modifica su conciencia desde el mundo externo hacia pensamientos internos; también son las claves cerebrales del sueño.         unnamed-3

Insomnio del Teléfono Celular

Si los teléfonos celulares aumentan las ondas alfa de una persona, ¿esto los lleva subliminalmente a un estado alterado de conciencia; o tiene algún efecto en el funcionamiento de la mente que puede observarse en la conducta de la persona? En el segundo estudio, James Horne y colegas del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad Loughborough en Inglaterra realizó un experimento para verificarlo. El resultado fue bastante sorprendente. Las señales del teléfono no solo podían alterar la conducta de la persona durante la llamada, sino que los efectos de los patrones de las desordenadas ondas cerebrales continuaban hasta mucho después de que el teléfono fuera apagado.         vigilanciaelectrc3b3nica

1 comentarios:

Esteban dijo…

Muy buen artículo y muy bien documentado.

Hay un investigador llamado Don Croft que afirma que las antenas de telefonía móvil son para el control mental y ha descubierto unas piezas de resina y metal con un trozo de cuarzo que dice neutraliza las antenas y miles de personas en todo el mundo llevan a cabo una lucha pacífica depositando estos dispositivos llamados orgonites cerca de las antenas para neutralizar el control mental.

Lo mejor es que cualquiera puede fabricarlos por bajo precio en su casa.

Está todo en un documento llamado el Compendio gifting de Don Croft. Sin duda, después de estas investigaciones merece la pena prestarle atención a lo que puede parecernos surealista y que no lo sería tanto.         helicpteros-antenas-casas-gente

Enhorabuena por tu blog